Sudamérica dice adios al Mundial

(ANSA) – KAZAN, 6 JUL – Bélgica avanzó por segunda vez a semifinales de un Mundial al vencer por 2-1 a Brasil en Rusia 2018, cuyo campeón será europeo, pues su próximo rival será Francia, que eliminó a Uruguay, el otro sudamericano eliminado.



Un gol en contra de Fernandinho, el undécimo de Rusia 2018, y un derechazo de Kevin De Bruyne sellaron la caída de Brasil, que descontó mediante Renato Augusto en Kazán, donde también se despidieron el campeón Alemania y el subcampeón Argentina.
Además, la partida de Brasil y de Uruguay determinó por quinta vez que sólo una confederación, siempre la UEFA, tendrá representantes en semifinales de una Copa del Mundo.



Italia, Alemania, Austria y Checoslovaquia llegaron a semifinales en 1934; Inglaterra, Alemania, Rusia y Portugal en 1966; Alemania, Italia, Francia y Polonia en 1982 y Alemania, Italia, Francia y Portugal en 2006.
Casualmente, los “Bleus” confirmaron su presencia en semifinales de Rusia 2018 antes que Bélgica, mientras que mañana se definirán los últimos dos boletos con el duelo entre la anfitriona ante Croacia y el partido Inglaterra-Suecia.



Los “Diablos Rojos” del DT español Roberto Martínez dejaron en claro desde el inicio que apostaban por eliminar al favorito Brasil, que busca reivindicarse del fiasco registrado cuatro años atrás, cuando perdió 7-1 en semifinales ante Alemania.
De Bruyne avisó con un remate desviado a los 2′, mientras que Thiago Silva se llevó por delante el balón después de un córner y no pudo darle dirección a su intento, que terminó rebotando contra un palo ante la mirada de Thibaut Curtois.



En la siguiente acción, Nacer Chadli respondió con otro remate desviado antes de que Marouane Fellaini, el otro héroe de la clasificación en octavos ante Japón, tardó demasiado en definir desde las medialuna y su intento fue desviado.
A su vez, la “canarinha” de Tite desperdició una ocasión por una pifia de Paulinho en el punto penal y Curtois rechazó en el borde del área chica un centro rasante desde la derecha.
Luego llegó la desafortunada acción de Fernandinho, en quien rebotó un córner desde la izquierda y sorprendió a Alisson, quien no pudo impedir la primera caída de su valla a los 13′.



Brasil reaccionó pero la defensa belga resistió los embates: a los 15′ rechazó un desborde de Neymar y a los 20′ Curtois atrapó un remate de Philippe Coutinho, inusualmente impreciso.
El avance expuso a Brasil a los contragolpes de un Eden Hazard muy bien acompañado por De Bruyne y Romelu Lukaku, a quien frustraron a los 21′ tras un centro de Thomas Meunier.
Curtois volvió a responder ante un remate de Marcelo a los 25′, seis minutos antes de que De Bruyne batiera a Alisson con un furibundo y esquinado derechazo en otro contragolpe.



Alisson pudo enviar al córner un tiro libre de De Bruyne y luego rechazó un golpe de taco de Vincent Kompany a la salida de ese tiro de esquina mientras que Curtois volvió a responder ante intentos consecutivos de Marcelo y Coutinho.
La dinámica del partido permaneció pese a que Bélgica decidió refugiarse pese a que en la primera etapa demostró que cada embate exponía la fragilidad de la defensa rival.



Marcelo envió un centro rasante que nadie llega a empujar a los 51′ y tres minutos después Curtois bloqueó un remate de Paulinho a la carrera en su ingreso al área belga.
Hazard remató desviado a los 62′ en la primera respuesta de Bélgica, que volvió a celebrar una nueva intervención de Curtois en la jugada siguiente, cuando tapó un derechazo de Douglas Costa, a quien le frustró otro intento a los 75′.
El delantero de Juventus ingresó por Gabriel Jesús luego que Willian le dejó su lugar a Roberto Firmino, quien remató desviado tras una media vuelta en el borde del área a los 78′.



Cinco minutos antes había ingresado Renato Augutso por Paulinho, y la apuesta tuvo su premio para Tite, pues el jugador del Flamengo descontó de cabeza (76′) tras pase de Coutinho.
El propio Renato Augusto tuvo en su pie derecho el empate a los 81′, pero su remate resultó apenas desviado luego que intentó colocar el balón lejos del alcance de Curtois, que a los 94′ sacó del ángulo un derechazo de Neymar.



El pitazo del serbio Milorad Mazic registró la tristeza de Brasil y desató automáticamente la algarabía de Bélgica, que ya igualó su mejor actuación histórica en un Mundial, pues también llegó a semifinales en México 86, donde cayó con Argentina.
Justamente en aquella edición, los “Diablos Rojos” finalizaron en el cuarto puesto tras perder 4-2 contra Francia, ante la cual también había caído 3-1 en octavos de 1938.



Para Brasil, el más ganador con cinco títulos, representa una nueva frustración, pues se despidió en cuartos de final en tres de sus últimas cuatro participaciones, mientras que habían sido apenas dos en sus primeras nueve presencias en esta instancia.
La despedida de Neymar, que se suma a la de sus amigos Lionel Messi (Argentina) y Luis Suárez (Uruguay), dejó el camino abierto para una nueva coronación de una selección de Europa, que ya aventaja por dos a Sudamérica al cabo de 20 ediciones.



BRASIL (1): Alisson; Fagner, Miranda, Thiago Silva, Marcelo; Fernandinho, Paulinho (73′ Renato Augusto); Willian (46′ Roberto Firmino), Neymar, Philippe Coutinho; Gabriel Jesús (58′ Douglas Costa). DT: Tite.
BELGICA (2): Thibaut Courtois; Jan Vertonghen, Vincent Kompany, Toby Alderweireld; Axel Witsel, Kevin De Bruyne, Nacer Chadli (83′ Thomas Vermaelen), Thomas Meunier; Marouane Fellaini, Eden Hazard; Romelu Lukaku (87′ Youri Tielemans). DT: Roberto Martínez.
GOLES: 13′, en contra Fernandinho y 31′ De Bruyne (B); 76′ Renato Augusto (B).
ARBITRO: Milorad Mazic (Serbia).
ESTADIO: Kazán Arena, de Kazán.
ASISTENCIA: 43.000 espectadores.(ANSA).



What do you think of this post?
  • Sucks (0)
  • Boring (0)
  • Useful (0)
  • Interesting (0)
  • Awesome (0)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: