López Obrador ratifica la política de “no intervención” mexicana ante presión del Grupo de Lima

“Es un principio constitucional, la no intervención y la auto determinación de los pueblos. A veces se olvida porque hubo un tiempo en que no se cumplía con esa política”, expuso el mandatario mexicano.



López Obrador sostuvo que la decisión de su gobierno de no firmar la declaratoria del Grupo de Lima no tiene que ver con simpatías, sino con la política de no intervención de México en asuntos internos de otros países.

La declaratoria del Grupo de Lima desconoce un nuevo mandato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

“Esto es un asunto que genera mucha polémica. Pero debe entenderse que no es un asunto de simpatías, es un asunto que tiene que ver con nuestra política exterior, con los principios de nuestra política exterior que siempre han dado resultados, al grado que se le reconoce a México por esa política exterior”, dijo.



El pasado 4 de enero, 13 de 14 países del Grupo de Lima (excepto México) firmaron en la capital peruana la declaración para instar al presidente venezolano a no asumir un nuevo período presidencial el próximo 10 de enero, por existir presuntamente una “ruptura del orden constitucional” en el país sudamericano.

“Hubo un tiempo que se abandonó esa política exterior y que secundamos decisiones tomadas en otras latitudes y por otras causas. Nosotros no vamos a actuar así, vamos a ser respetuosos de todos los gobiernos y de todos los pueblos del mundo siempre”, insistió.

Según López Obrador, opositores y grupos “conservadores” quisieran que se metiera “en estos casos” como el de Venezuela, pero su gobierno mantendrá la política de no intervención.



“Nosotros preferimos la neutralidad, no meternos. Y repito, no es un asunto de simpatía, es un asunto que tiene que ver con principios de nuestra política exterior, que los vamos a defender”, enfatizó el presidente mexicano.

El primer punto de la declaración del Grupo de Lima se refiere a las elecciones de mayo pasado en Venezuela, en las que Maduro obtuvo el triunfo.



El texto afirma que el proceso electoral de mayo “carece de legitimidad por no haber contado con la participación de todos los actores políticos venezolanos” ni con otras garantías electorales que ofrecieran un proceso libre, justo y transparente.

López Obrador comentó además que la cancillería mexicana será la instancia encargada de decidir si México envía un representante a la toma de posesión de Maduro, prevista para el próximo 10 de enero.



What do you think of this post?
  • Sucks (0)
  • Boring (0)
  • Useful (0)
  • Interesting (0)
  • Awesome (0)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: