¡Qué lindo es el fútbol!

Es una actividad que te permite sentirte eternamente joven, no sólo por el entrenamiento que mantiene el cuerpo o por vestir como un niño, sino porque te lo exige en espíritu. ¡Yo juego con compañeros y contra rivales que tienen 20 años menos que yo!”, decía un tal Paolo Maldini a punto de dejar el fútbol tras larguísima trayectoria. Anoche Croacia, un país de cuatro millones de personas volvió a demostrar que dentro de la cancha aún son 11 contra 11, y se puede ser niño y soñar.

What do you think of this post?
  • Sucks (0)
  • Boring (0)
  • Useful (0)
  • Interesting (0)
  • Awesome (0)
A %d blogueros les gusta esto: