Latest News

Mexican Curious: la verdadera historia de los alebrijes mexicanos

Detrás del Mercado de Sonora, en la colonia Merced Balbuena, a uno tres kilómetros del centro de la Ciudad de México, hay una casa de tres pisos. El interior del último es de color blanco. Huele a cartón, acrílico y engrudo. Es el taller de la familia Linares, que desde hace 70 años le da vida a las artesanías de cartonería, en especial los alebrijes, formados con capas y capas de papel maché, papel de china y periódico; un poco de sol para que seque la pieza y pintura de acrílico de colores brillantes.

A %d blogueros les gusta esto: