Chile ve con buenos ojos ingreso de Argentina a la Alianza Pacífico

(Télam) El gobierno de Chile consideró que el ingreso de Argentina como observador de la Alianza del Pacífico dará una nueva perspectiva al bloque, con la proyección hacia el Atlántico para sus integrantes, a la vez que, brindará a la producción argentina una plataforma exportadora hacia la región de Asia Pacífico.

El viceministro de Comercio chileno, Andrés Rebolledo, y el exmandatario Eduardo Frei, nombrado por el país trasandino como embajador especial para Asia-Pacífico, coincidieron en el giro potencial del bloque conformado hace dos años por Chile, Colombia, México y Perú, a partir de la incorporación como observador de Argentina, estatus otorgado días atrás y que estrenará el presidente Mauricio Macri, a fin de mes en la localidad trasandina de Puerto Varas.

Si bien el carácter de observador no implica compromisos institucionales que modifiquen o entren en controversia con el Mercosur -Uruguay y Paraguay ya tienen ese estatus-, los diplomáticos chilenos creen que la presencia incipiente de Argentina abrirá una perspectiva distinta al bloque, constituido hasta el momento como zona de libre comercio.

“Tener ahora a Argentina como observador es una perspectiva distinta de la de los últimos años. Va a ser posible cada vez más mirar una proyección hacia el Atlántico”, ponderó Rebolledo, principal negociador chileno en cuestiones de comercio.

El funcionario disertó hoy en un seminario organizado por la embajada de Chile en Buenos Aires y la Fundación ICBC, junto al expresidente chileno; al ministro de Producción, Francisco Cabrera; a los embajadores de ambos países José Bordón y José Viera Gallo, y al académico y exdiplomático Félix Peña.

Según afirmó Rebolledo, Chile tiene un rol que jugar en la relación entre la Alianza del Pacífico y el Mercosur, a la que denominó “la convergencia en la diversidad”, el mismo concepto que utilizó para definir el vínculo del país trasandino con el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (Apec) y su participación en el Tratado Transpacífico (TPP), firmado recientemente por 12 países, entre ellos Estados Unidos y Japón.

“Chile es el país más asiático de América latina. El 50 por ciento de su comercio es con Asia. De los 20 países del Apec, tiene acuerdos con 15”, describió y relevó los 20 años que lleva asociado al Mercosur.

Al respecto, resaltó la intención del gobierno chileno de establecer una agenda “posible y pragmática” entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico, que “tiene proyectos distintos, estrategias distintas, pero un sustrato común, que es el comercio internacional”.

En cambio, Frei planteó la convergencia desde la óptica bilateral, y apuntó a la integración energética, que “se puede hacer de inmediato y sería una gran señal para América latina”, resaltó.

Pero además, puso el acento en los acuerdos de libre comercio de Chile con Asia, que le permitieron llevar la participación de ese mercado en el comercio total del país, del 26 a 44 por ciento en poco más de una década, con casi 41 mil millones de dólares en 2003 a 125 mil millones en 2015.

“Argentina tiene proyectado exportar este año entre 150 y 200 millones de toneladas en alimentos a todo el mundo. Chile exporta 20 millones de toneladas gracias a estos acuerdos. Imaginen lo que podría exportar Argentina con estos tratados”, enfatizó.

Como punto de partida, Frei apuntó a la asociatividad de las bodegas chilenas, que posicionó a Chile como el primer exportador de vino en Japón y el segundo en China, por lo que instó a avanzar en la asociación de este sector a nivel binacional para salir a ganar el mercado asiático de manera conjunta.

“Si se empieza a hablar de vender vino u otros alimentos, no se logrará en la próxima campaña agrícola, sino en cinco o seis años. Una inserción de Argentina en este campo es una política de largo plazo”, aclaró.

En otro aspecto, Frei se refirió a las obras de infraestructura de integración, como el proyectado túnel transfronterizo Agua Negra, que unirá San Juan y Coquimbo, que se estima costará unos 14 mil millones de dólares.

El exjefe de Estado trasandino advirtió que ni Argentina ni Chile disponen de 7 mil millones de dólares cada uno, pero señaló que hay empresas japoneses, chinas y coreanas asociadas en condiciones y con interés en construir los túneles necesarios en la cordillera.

“La globalización llegó para quedarse. No nos podemos quedar afuera y, por lo tanto, tenemos que ponernos las pilas”, instó Frei al apuntar a la urgencia de la integración regional, y alertó, en ese sentido, que en Asia “hay mil y una oportunidades” que los sudamericanos “no están aprovechando”.

What do you think of this post?
  • Sucks (0)
  • Boring (0)
  • Useful (0)
  • Interesting (0)
  • Awesome (0)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: