Argentina despide una gran generación sin títulos

Mbappé, de sólo 19 años, sufrió la falta que derivó en el penal con el que Antoine Griezmann abrió el marcador y sentenció la primera victoria de los “Bleus” en un Mundial sobre Argentina con dos acciones individuales que desnudaron a la defensa rival.
Francia, que cayó con Portugal en la final de la Eurocopa que organizó dos años atrás, avanzó así por octava vez en su historia a cuartos de final de la Copa del Mundo, donde busca su segunda corona tras su única consagración como local en 1998.



La clave de la clasificación francesa estuvo en la descollante actuación de Mbappé, mientras Lionel Messi sólo tuvo una aparición en el partido disputado en Kazán, donde un remate suyo fue desviado por Gabriel Marcado para el 2-1 parcial.
Esa ventaja transitoria de la “albiceleste” encendió la ilusión de la multitud de argentinos que colmó el estadio para ver a Messi, pero se asombraron con Mbappé.
El delantero del París Saint-Germain fue derribado a los 11′ en la puerta del área por Javier Mascherano y provocó un tiro libre que Griezmann estrelló contra el travesaño.



Fue el aviso de cómo sería el resto del partido, pues dos minutos después Mbappé tomó el balón en su terreno y con una aceleración dejó atrás cualquier intento de ser alcanzado hasta ser derribado dentro del área por Marcos Rojo.
El héroe del agónico triunfo por 2-1 sobre Nigeria que selló el boleto a octavos de final se convirtió en el “villano”, pues cometió una innecesaria falta ante un Mbappé que se abría del arco custodiado por Franco Armani, sin reacción en los goles.
Armani se inclinó levemente sobre su izquierda y Griezmann tocó el balón suavemente a la derecha para sumar su segundo gol en Rusia, ambos de penal, pues por esa vía le marcó a Australia.
Con la temprana desventaja, Argentina debió adelantarse y quedó expuesto a las corridas de Mbappé, asistido magistralmente a los 19′ por Paul Pogba con un pase de 50 metros para una nueva falta sobre el borde del área, ahora de Nicolás Tagliafico.



El propio Pogba remató ese tiro libre muy alto, mientras que Armani contuvo un centro rasante de Griezmann a los 26′.
Argentina no supo resolver la esperada asfixia de N’Golo Kanté sobre Messi e intentó sorprender con Cristian Pavón, cuya reclamada presencia de parte de aficionados y la prensa no revirtió la falta de ideas y alternativas en el ataque.
Así fue que la única acción argentina en el primer tiempo hasta el empate de Angel Di María fue el reclamo de penal por supuesta mano de Samuel Umtiti tras un centro de Mercado (28′).
Francia tenía todo controlado, pero se distrajo tras un lateral sobre la izquierda que Ever Banega cedió a Di María, quien sorprendió con un zurdazo desde 29 metros e incrustó el balón el ángulo izquierdo de Hugo Lloris.
Argentina encontró el empate en el momento justo, porque inició el segundo tiempo con otra perspectiva y el espíritu renovado, mucho más tras el afortunado gol Mercado a los 48′.



Pero la buena fortuna resultó insuficiente y Argentina confirmó la fragilidad de su defensa a los 56′, cuando una desinteligencia entre Armani y el ingresado Federico Fazio (por Rojo) dejó solo a Griezmann, que no pudo rematar al arco vacío.
Igualmente, dos minutos después llegó el empate de Benjamin Pavard con un derechazo que viajó hasta el ángulo derecho de Armani, que sólo pudo mirar mientras volaba inútilmente.
Entonces llegaron las dos nuevas apariciones de Mbappé, a los 64 y 68′: primero definiendo con un zurdazo bajo tras capturar un balón que Argentina nunca pudo despejar; luego, con una definición a la carrera para sellar un nuevo contragolpe letal.
La velocidad y precisión de Mbappé, partícipe decisivo en tres de los cuatro goles de Francia, expusieron a una defensa argentina que nunca ofreció seguridad, como en los tres partidos de la fase de grupos superada sólo por un guiño de la suerte.



En tanto, Messi apenas pudo rematar, incómodo y de derecha, a los 85′ para facilitar la atrapada de Lloris, que sólo pudo mirar el descuento insuficiente de Sergio Agüero a los 92′.
El pitazo del iraní Alireza Faghani selló la clasificación de los “Bleus” del DT Didier Deschamps, que ahora esperan, tal vez, la posibilidad de una “revancha” contra Portugal, que se medía Uruguay en Sochi en el segundo duelo de octavos de final.
Argentina, que había vencido a Francia en sus únicos duelos previos en una Copa del Mundo (1-0 en Uruguay 1930 y 2-1 como anfitriona en 1978), se despidió de Rusia 2018 con la misma pálida imagen con la que había logrado su agónica clasificación.
Messi, el héroe del triunfo sobre Ecuador en Quito, advirtió antes del inicio del Mundial que evaluaría su eventual futuro en la “albiceleste” a partir del resultado en Rusia 2018, que pudo marcar el final de una generación que perdió tres finales.



–Síntesis: FRANCIA (4): Steve Mandanda; Djibril Sidibé, Raphael Varane, Samuel Umtiti, Lucas Hernández; N’Golo Kanté, Paul Pogba, Blaise Matuidi (75′ Corentin Tolisso), Kylian Mbappé (89′ Florian Thauvin); Antoine Griezmann (83′ Nabil Fekir) y Olivier Giroud.
DT: Didier Deschamps.
ARGENTINA (2): Franco Armani; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo (46′ Federico Fazio), Nicolás Tagliafico; Enzo Pérez (66′ Sergio Agüero), Javier Mascherano, Ever Banega; Cristian Pavón (75′ Maximiliano Meza), Lionel Messi y Angel Di María. DT: Jorge Sampaoli.
GOLES: 13′, de penal Griezmann (F); 41′ Di María y 48′ Mercado (A); 58′ Pavard y 64 y 68′ Mbappé (F); 92′ Agüero (A).
ARBITRO: Alireza Faghani (Irán).
ESTADIO: Kazán Arena, de Kazán.
ASISTENCIA: 45.000. espectadores.



What do you think of this post?
  • Sucks (0)
  • Boring (0)
  • Useful (0)
  • Interesting (0)
  • Awesome (0)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: