AMLO rompe con Carlos Slim antes de las elecciones de Julio

Así lo aseguran diversas fuentes mientras comentaristas políticos y del ambiente empresarial intentan desentrañar cómo sucedió este repentino “divorcio” entre los dos poderosos personajes.



En 2001, bajo la gestión de López Obrador, Slim fue nombrado coordinador de un comité dedicado a la recuperación del Centro Histórico, por entonces sometido a un alarmante proceso de decadencia.
Además, se le autorizó un proyecto de remozamiento de diferentes calles del llamado “primer cuadro”: las emblemáticas avenidas Madero, Bolívar, Isabel la Católica, 5 de mayo, Tacuba, Donceles, 5 de Febrero y Venustiano Carranza. La renovación de cada calle implicó el desplazamiento de los vendedores informales asentados en el área. Una empresa llamada “Centro Histórico de la Ciudad de México” fue adquiriendo inmuebles especialmente en el mismo perímetro donde se remozaron calles. La Fundación del Centro Histórico de Slim es propietaria de 78 predios (32 de vivienda).



Pero la “luna de miel” no pudo mantenerse en forma permanente y los días de “idilio” quedaron atrás.
La revista Expansión, especializada en Finanzas, se preguntó hace poco si “se les acabó el amor” a Slim y López Obrador, que lidera las encuestas hasta por 13 puntos de cara a las presidenciales del 1 de julio próximo.
Inclusive, en algunos mensajes el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ha incluido a Slim en lo que suele llamar “la mafia del poder”.
Además, acusó a UnoTV, el sitio digital propiedad del magnate, de estar detrás de una campaña para desprestigiar a su partido político, Morena.
Expansión dijo que, en una conferencia de prensa el año pasado, para hablar del proceso electoral en el Estado de México, Obrador se quejó de que su partido había sido blanco de ataques de ese órgano informativo.
“En los últimos dos meses, toda la información sobre nosotros ha sido en contra, toda”, lamentó López Obrador, y criticó expresamente a UnoTV.



Los discursos recurrentes de López Obrador donde hace referencia a la “mafia en el poder” generalmente suelen dejar fuera a Slim, a quien el aspirante presidencial antes llamaba “un gran empresario”.
El equipo del candidato contrató hace poco a un grupo de hombres de negocios que lo asesoran, entre quienes figuran Alfonso Romo, Marcos Fastlicht Sackler (suegro del presidente de la cadena Televisa, Emilio Azcárraga) y Miguel Torruco (consuegro de Carlos Slim).
La ruptura definitiva había procedido del rechazo de López Obrador a las obras del nuevo aeropuerto internacional de la ciudad de México, de 13.000 millones de dólares, que ha prometido cancelar.
El columnista Mario Maldonado, especializado en el mundo de los negocios, señaló hace unos días que López Obrador considera a Slim un buen empresario, pero no tanto como para seguirlo en su “locura” de querer cancelar la construcción del Aeropuerto.



“El empecinamiento” del candidato izquierdista, que ha sido comparado con el ex líder venezolano Hugo Chávez, de “intentar hundir ese proyecto hizo enojar al hombre más rico de México, quien lleva mano en la multimillonaria obra”, escribió.
El 23 de marzo pasado, el Grupo Financiero Inbursa, propiedad del magnate, adquirió 43% de una nueva emisión de bonos llamada “Fibra E”, por la que pagó unos 700 millones de dólares, respaldados con los flujos futuros y actuales del aeropuerto.
“De no concretarse la obra sería una inversión catastrófica”, anticipó el analista financiero, al recordar que el yerno de Slim, Fernando Romero, se asoció con el reconocido arquitecto británico Norman Foster para diseñar la obra.(ANSA).



What do you think of this post?
  • Sucks (0)
  • Boring (0)
  • Useful (0)
  • Interesting (0)
  • Awesome (0)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: